Loading...

Cedoc

Directora: Carmen Pinto L.

Este Centro de Documentación y Archivo se fue formando durante los años de existencia de la institución y tiene el reconocimiento del Programa Memoria del Mundo de la Unesco. Como tal, se ha incorporado como un instrumento indispensable para elaborar políticas de memoria, en tanto que sus documentos contienen información relevante para elaborar  narrativas con potencial educativo enfatizando el derecho a la verdad y el deber de recordar para evitar que los sucesos ocurridos en dictadura no vuelvan a producirse en el futuro.

 

Los archivos tienen o debieran tener una intencionalidad pedagógica de transmisión hacia las generaciones futuras. Bajo la consigna “recordar para no repetir”, la memoria se asocia tanto a experiencias individuales, como a tragedias colectivas. En esto último la Comisión Chilena de Derechos Humanos tiene una tradición que se encuentra plasmada justamente en su Centro de Documentación y Archivo, acervo cultural que comprende desde su fundación en 1988 hasta principios de los años 90.

Desde los inicios de los años 90 éste había sido abierto a los investigadores, estudiantes e incluso a las víctimas que en los primeros años de la democracia dieron su testimonio ante la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, actualmente estaba disperso, distribuido en bodegas existentes en diferentes pisos del inmueble. La causa de esta dispersión, destinada a salvaguardar los documentos, se debe a que en noviembre de 2013, la Comisión Chilena fue objeto de un acto vandálico (uno más entre varios) destinado a destruir parte importante de los documentos (entre otros), un equipo computacional que mantenía información sobre testimonios de violaciones de Derechos Humanos en dictadura, además de un registro fotográfico de testimonios y tres libros que contenían información histórica de hechos ocurridos en la Dictadura.

Por otro lado, el archivo era poco conocido, debido a que Institución que lo alberga no poseía las condiciones materiales y humanas para constituirlo en un espacio al servicio de la ciudadanía. Por lo tanto proyectar parte de él a las plataformas virtuales fue nuestra misión, pero también crear un espacio de reflexión sobre la historia reciente y las violaciones a los derechos humanos, reconocer y debatir sobre las disputas por la memoria y los procesos de memorialización.

En efecto, los archivos tienen como objetivo guiar, hacen referencia a ir delante mostrando el camino, conducir, dirigir a alguien, mostrar los indicios y señales. No son sólo guardianes de un relato que debemos custodiar, cuidar, preservar, son también espacios abiertos, abarcadores, relacionales, atentos a la dinámica de la conquista, a la disputa permanente entre memorias, olvidos y silencios de diferentes agentes que disputan legitimidad, reconocimiento, saber. Archivo como espacio para hacer posible la Pedagogía de la Memoria en la articulación de los registros, llámense, programa de educación y promoción, de estudios y propuestas, de acción jurídica, de desarrollo regional. Archivos como transmisión para pensar los puentes de articulación entre la construcción de memorias y los relatos en los que se comunica.

En nuestro CEDOC apostamos a pensar este acervo cultural de Memoria con sus trayectorias y experiencias particulares en un encuentro de sentidos y de apropiación, donde sentirse parte de la historia, que deje una marca o una huella en la subjetividad, en la identidad, en la reflexión, en definitiva en lo que es el corazón de lo que denominamos experiencia formativa.

Además en la presente etapa, la Comisión considera proyectar su misión, implementando una Línea de Trabajo sobre la Memoria, la cual consta de la doble tarea de:

  • Preservar el invaluable y desconocido patrimonio documental acumulado en 37 años de existencia institucional, poniéndolo a disposición efectiva del público en general y de estudiantes y profesores/as en particular,
  • Elaborar experiencias de memoria, a través de las tecnologías de la información y la comunicación, espacios de conversación y transmisión intergeneracional de las memorias oficiales y subalternas construidas en el país.

El año 2003, el Archivo de la Comisión Chilena de Derechos Humanos obtuvo el reconocimiento de la UNESCO como “Memoria del Mundo”. Este programa, creado en 1992 por dicho organismo, tiene por objetivo la conservación del patrimonio documental mundial y la universalización de su accesibilidad. De este modo, el “Rescate Acervo Documental”, nos consolidó como uno de los más completos centros de documentación de Archivos de Derechos Humanos en el país.

El Archivo está constituido por dos fondos, el de la CCHDH y el fondo Jaime Castillo Velasco.

El fondo de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, está integrado por 505 unidades documentales simples y compuestas almacenadas en carpetas, y por 640 documentos y publicaciones, el que recoge, entre otras, el material escrito generado por la CCHDH, producto tanto de su funcionamiento interno, como de su actividad pública conducentes a la defensa de personas, denuncia de los atropellos cometidos por agentes de la dictadura y acciones legales emprendidas. En estos documentos, no sólo se encuentra la Memoria de la CCHDH, sino que parte importante de la Memoria del país, durante un período oscuro y traumático, que va desde 1973 hasta principios de los años 90.

El Fondo Jaime Castillo Velasco, el cual contiene documentos personales desde 1978 hasta su fallecimiento en el año 2003, así como de su biblioteca personal. Otros relativos a su quehacer profesional, principalmente documentación relacionada con procesos judiciales en los que formó parte como abogado.

Centro de Artes Visuales

El Centro de Documentación y Archivo, posee además documentos pertenecientes a la Colección Museográfica, los que están divididos en:

  • Obras Pictóricas: compuesto por 46 obras del período entre los años 1978 y 1991. La colección resguarda 30 obras pictóricas, 7 dibujos, 5 collages y 4 grabados. Entre los autores, se encuentran destacados artistas nacionales, como Balmes, Bororo, Roser Bru, Nemesio Antúnez, entre otros.
  • Fotografías: conjunto compuesto por más de 3.200 imágenes producidas entre 1978 y1990, hechas por fotógrafos profesionales y otras de tipo doméstico, con notable predominio de esta última, en las que tanto trabajadores como colaboradores de la institución, registraron una serie de actividades organizadas y llevadas a cabo desde 1978. Muchas de las fotografías de la CCHDH fueron utilizadas en periódicos y revistas nacionales, y otras tantas fueron encargadas por agencias internacionales en Chile, como France-Press y American Press, entre otras.
  • Afiches: conjunto compuesto de 277 afiches producidos entre 1978 y 2008, delos que 208 fueron catalogados en el sistema de registro del Archivo y Biblioteca de la CCHDH. El material está dividido en dos grandes grupos según la relevancia y relación con los derechos humanos.

 

Link de interés:

https://ramdh.cl/

www.cedocmuseodelamemoria.cl/