Loading...
Noticias

Comisión Chilena de Derechos Humanos y Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos entregan carta al Presidente Piñera en relación a la muerte del comunero mapuche en la Araucanía

Santiago, 16 de noviembre de 2018

 

Señor

Sebastián Piñera Echeñique

Presidente de la República

PRESENTE

 

Señor Presidente:

Nos dirigimos a Usted con el fin de expresarle nuestras inquietudes a propósito del condenable crimen cometido en la persona del comunero mapuche, Camilo Catrillanca, ocurrido en el marco de un operativo policial desarrollado por el denominado Comando Jungla, integrado por funcionarios de Carabineros.

En primer lugar, la gravedad del hecho, exige una condena explícita de la principal autoridad del país. Sin embargo, hasta el momento, ello no ha ocurrido. Sólo hemos escuchado de su parte, declaraciones confusas y contradictorias, pero con un elemento común: avalar la versión de Carabineros, la que nos recuerda dolorosamente a los “falsos enfrentamientos” ocurridos en Dictadura, cuyas versiones de los organismos de seguridad y policiales de la época, fueron posteriormente desmentidas, tanto por las investigaciones judiciales como por el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación.

Hacemos presente, además que constituye un deber mínimo, atendida su investidura, el ponerse siempre al lado de las víctimas y no de los victimarios.

En segundo lugar, se pone en evidencia que el denominado Comando Jungla, tal como lo advertimos en su oportunidad, sólo ha traído más represión y sangre mapuche a la región. Por lo tanto, debe ser inmediatamente desarticulado y trasladado a Santiago. Tal como lo ha señalado la comunidad internacional, es condenable el uso de la fuerza para apagar justas demandas políticas y territoriales del pueblo mapuche.

En tercer lugar, tanto el Ministro del Interior, Andrés Chadwick, como el Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, deben responder políticamente ante la opinión pública nacional e internacional, en su calidad de encargados de enfrentar el “conflicto mapuche”. Ellos representan las dos caras de la misma moneda, que nos recuerda también el juego de roles que se hacía en las sesiones de tortura a las que fueron sometidos miles de chilenos y chilenas.

Esperamos que la Comisión de Diputados haga uso de sus atribuciones, y convoque a ambos a dar explicaciones respecto de lo ocurrido. Por lo que le demandamos, señor Presidente, inste a sus Ministros a prestar toda la colaboración cuando ésta le sea requerida.

En cuarto lugar, su representante en la zona, el Intendente Luis Mayol, después de sus impresentables declaraciones avalando la versión de Carabineros y sindicando a la víctima como un delincuente -en circunstancias que nunca ha sido condenado y que fue baleado mortalmente por la espalda mientras conducía un tractor-, ha quedado inhabilitado para seguir ejerciendo el cargo, por lo que le demandamos, le exija su inmediata renuncia. Su mantención en el cargo, como la principal autoridad regional, será vista como una provocación y sólo agravará la situación.

En quinto lugar, la sociedad chilena y la comunidad internacional esperan, que el Fiscal haga una investigación acuciosa que permita esclarecer los hechos y sancionar a los responsables, labor que debe cumplir sin presiones de funcionarios de Gobierno y con la plena colaboración de los organismos requeridos.

Por último, reiteramos nuestra permanente posición en cuanto a que las demandas del pueblo mapuche deben ser escuchadas y acogidas, por constituir demandas históricas, justas y legítimas, reconocidas como tales por la comunidad internacional y sus órganos especializados, que el Estado de Chile sigue ignorando irresponsablemente, con las consecuencias que hoy conocemos.

 

 

Atentamente,

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Margotta T.

Presidente

Comisión Chilena de Derechos Humanos

Lorena Pizarro S.

Presidenta

Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos