Loading...
Noticias

¿Cómo se enseña el 11 de septiembre de 1973 en la Escuela Militar?

El Ejército es la única de las tres ramas que aborda formalmente en sus aulas de clase lo ocurrido en el golpe militar y sus implicancias. El incidente con Krassnoff hijo, sin embargo, generó un cuestionamiento a la forma como se estudian estos temas.

“Para nosotros es tremendamente importante que se hayan acordado de ellos. Y son gotas de vida, que hoy día esos mismos soldados que les tocó combatir, y que dieron el aire que respiramos hoy día en nuestra querida patria, ustedes no los han olvidado”, dijo en su discurso del 6 octubre, en la Escuela Militar, el coronel Miguel Krassnoff Bassa, hijo del brigadier en retiro Miguel Krassnoff, ex miembro de la DINA y condenado a 642 años de cárcel por numerosos casos de violaciones a los derechos humanos.

Las frases que el oficial pronunció en el recinto militar, en medio de un acto oficial y que desataron fuertes críticas, finalmente no solo le costaron la baja a él y al director de aquella unidad, el también coronel Germán Villarroel. También encendieron el debate respecto del concepto de DD.HH. que se maneja en el mundo castrense y cómo se enseñan y se abordan capítulos de la historia reciente con los nuevos uniformados.

El pasado 11 de septiembre, cuando se conmemoraron los 45 años de lo ocurrido en 1973, La Tercera PM consultó a las tres ramas de las FF.AA. sobre el tratamiento que se le daba a aquel capítulo histórico en sus filas. Y tanto la Armada como la Fach aseguraron que el tema no se tocaba.

En la Armada, a través de su departamento de comunicaciones, se dijo que “los episodios de nuestra historia, ocurridos el 11 de septiembre de 1973, no forman parte de las temáticas y asignaturas establecidas en las mallas académicas que se imparten en las escuelas matrices institucionales, tanto en la Escuela Naval como en la Escuela de Grumetes”.

Y se agregó que “el énfasis está en las materias relacionadas con la formación profesional naval propias de la institución, y que requieren las futuras dotaciones para enfrentar los desafíos de su tercer siglo de existencia”.

De forma similar, la Fuerza Aérea informó que “el tema planteado no es parte de la malla curricular de las escuelas y academias”.

En Ejército, en cambio, donde ocurrió el incidente con el hijo del brigadier Krassnoff, fue la única rama que explicó en septiembre pasado que sí se aborda el tema formalmente en sus aulas de clase.

“Las escuelas formadoras del personal militar enseñan este hecho, tomando como base los conocimientos elementales de los procesos históricos más relevantes del siglo XX, relativos al acontecer nacional e internacional, y que permitan a los alumnos comprender hechos políticos, económicos, sociales y militares ocurridos en ese período en nuestro país. En este marco, y a través de la asignatura Historia Contemporánea de Chile y el mundo, se da a conocer la evolución histórica nacional y mundial”, se indicó en esa oportunidad.

La institución añadió que “dicha asignatura considera, primeramente, un marco global histórico respecto de las grandes transformaciones políticas, sociales, económicas y militares en Chile y el mundo, en la primera mitad del siglo XX (…) Posteriormente, se desarrollan temáticas sobre la situación de nuestro país y los efectos de la II Guerra Mundial, en un contexto nuclear y de Guerra Fría. Lo anterior permite comprender la situación histórica nacional, marcada por los hechos que desembocaron en el 11 de septiembre de 1973. Se finaliza el estudio histórico con las relaciones político-militares a partir de 1990, que permite al alumno comprender la relación de la sociedad y el Ejército en los años de transición a la democracia y el impacto de la globalización en la Defensa, frente al siglo XXI”.

Críticas

Ahora, tras lo sucedido, varias organizaciones de DD.HH. no solo criticaron los dicho de Krassnoff hijo, sino que también pidieron que se aborde el tema más decididamente con los futuros oficiales.

Hoy, de hecho, la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y la Comisión Chilena de Derechos Humanos entregaron una carta al ministro de Defensa, Alberto Espina, en la cual piden “sanciones proporcionales a la gravedad de los hechos” y que se “revise la formación”.

El presidente de la Comisión Chilena de DD.HH., Carlos Margotta, afirmó que “nos parece preocupante que en el principal centro de formación de los futuros oficiales del Ejército se realice este deleznable acto. La pregunta que nos surge es, ¿qué tipo de formación se está entregando en esa Escuela Militar? ¿Es acaso una formación que proclama el negacionismo y reivindica los crímenes contra la humanidad? ¿O es, como debiera ser, una formación que está comprometida con los valores democráticos y el respeto a los derechos humanos?”.

Consuelo Contreras, directora del INDH, opinó que “este incidente en la Escuela Militar nos revela que es necesario y urgente revisar cómo se está tratando y enseñando el tema de los derechos humanos en el mundo militar chileno. Los soldados tienen que tener claro qué es un crimen de lesa humanidad, qué significa que alguien haya sido condenado por eso, qué es un secuestro, tortura y/o asesinato por motivos ideológicos. Ellos son garantes del Estado de derecho y tienen el monopolio del uso de la fuerza. Deben tener muy claro este tema, y en eso incluyo además a los carabineros y funcionarios de la PDI. Y, además, las clases de DD.HH. deben ser dictadas por profesores idóneos, externos al mundo militar. No lo pueden enseñar ellos mismos. Esa visión debe venir desde afuera”.

Fuente: La Tercera.

¿Cómo se enseña el 11 de septiembre de 1973 en la Escuela Militar?